¿Qué tipo de armario elegir para el dormitorio?

A la hora de elegir un armario vestidor es importante tener en cuenta diferentes aspectos, ya que no sólo tienen la función de guardar ropa, sino que también deben contar con un espacio cómodo dentro de la misma habitación tanto para acceder a la ropa sin complicaciones como para no entorpecer el paso diario, contando también con su función estética en conjunto con el resto del mobiliario del entorno.

En D’Zinzel, no sólo llevamos a cabo proyectos de instalaciones comerciales, sino que llegamos a trabajar la madera y el Corian para cualquier rincón de la casa, desde la cocina o el baño, al salón y el dormitorio; dentro de este último una de nuestras especialidades son los proyectos personalizados con armarios a medida, diseñados y creados con diferentes materiales y acabados; en definitiva, cualquier versión que nos propongan nuestros clientes. Y como experimentados ebanistas en Zaragoza, en este artículo queremos aconsejaros sobre las diferentes opciones de puertas de armarios para aprovechar al máximo vuestro espacio, y también facilitaros el día a día.

Lo primero, el estilo

Uno de los elementos más importantes en un dormitorio es el armario, por lo tanto debe ir en armonía con el resto de muebles.

Hay una gran variedad de colores naturales de la propia madera (cerezo, roble, acacia…), que nunca pasarán de moda, e incluso si te gustan las vetas y nudos que tiene este material y por el contrario prefieres darle otro tono escapando de lo más clásico, podemos tratarla en el proceso del barnizado con diferentes tintados.

Si por el contrario eres de los que prefieren colores lisos continuos,es tan sencillo como aplicar un lacado, algo muy común hoy en día, consiguiendo los tan de moda colores neutros como blancos, grises, cremas, etc….

Tampoco podemos dejar atrás los acabados “ecológicos” ya sea una polipiel que da un toque de elegancia a la estancia, tanto en puertas de armario como decorativamente sólo en tiradores o en combinación con diferentes acabados como los que asemejan la terminación de la madera, hoy en día existen muchas posibilidades que no supongan un desembolso extra consiguiendo la calidez de los materiales más naturales.

¿Con cuánto espacio de apertura contamos?

El tipo de apertura en armarios depende fundamentalmente del espacio que dispongas en la habitación. Pudiendo elegir entre las siguientes opciones:

*Puertas correderas comunes y con sistema de apertura “in-line

inline123

Podríamos decir que son nuestras favoritas por varios motivos, uno de ellos es que no ocupan espacio al abrirlas, puesto que se desplazan cómodamente por encima unas sobre otras gracias a las guías sobre las que se trabajan.

En D’Zinzel instalamos este estilo de puertas con guías de diferentes tipos, las que quedan ocultas y por ello las puertas quedan suspendidas sin ver en ningún momento el mecanismo ni la propia guía; e incluso las novedosas puertas de guía “Inline”, este tipo de herraje consigue que tengamos las puertas en la misma línea cuando están cerradas como si fueran unas abatibles de gran tamaño, evitando el que se vea una puerta más adelantada respecto de la otra como acostumbramos a ver en los armarios de “correderas comunes”, así también conseguimos optimizar todavía más el espacio; su apertura por ello consiste en tirar de la puerta que queremos abrir hacia nosotros, dando el juego necesario para poder desplazarla por encima de la otra; es un formato que pese a la complicación de su sistema, es cómoda su apertura y uso diario, no deja vista ninguna guía y permite crear un dibujo decorativo o poner una fotografía quedando en la misma superficie plana sin romper el diseño.

*Puertas  abatibles

clasico2

Probablemente el sistema más habitual y clásico. Con puertas que se abren mediante bisagras desde 90º hasta incluso 180º, haciendo su apertura rápida y sencilla, con cierre suave que hace que no golpeen las puertas al cerrarse.

Por contra, es el sistema que más espacio ocupa, deberás disponer dependiendo del ancho de puerta, de hasta 60 cms. libres entre el armario y otros muebles. Por ello, puede que no sea tu mejor sistema si no dispones de un gran espacio. Como punto a favor, este tipo de puertas resulta muy cómodo si tu armario va a tener un uso muy habitual.

*Puertas plegables

armario-puertas-plegables

Como su propio nombre indica, son puertas que se pliegan entre sí, quedando las hojas plegadas a derecha, izquierda o a ambos lados. Dependiendo del espacio del armario, tendrá más o menos hojas.

Es una buena opción si lo que quieres es tener una apertura del armario casi completa, sin el entorpecimiento que suponen unas abatibles con una apertura de cada dos puertas, este sistema te permitirá acceder a tu armario con una visualización del contenido casi total y la distribución del mismo puede ser exactamente igual que al de las abatibles.

 

Teniendo en cuenta estos aspectos, ¿con cuál te quedarías? Si todavía tienes dudas de qué tipo de armario encaja mejor en tu dormitorio, te mostramos algunos ejemplos de proyectos realizados, y si te gusta alguno, no dudes en consultarnos donde te asesoramos de las distintas posibilidades.